fbpx

Evolución de un pequeño pejerrey capturado en el Río Salado

0

El anzuelo había traspasado la boca y parte de su cabeza, osea no estaba clavado de la punta,sino que el mismo penetró parte del hueso entre sus ojos…

Lo llevé a mi pecera para observar qué le sucedía y seguir aprendiendo cada día más. La intención es obtener info real de la supervivencia post devolución de los tantos pejerreyes que no dan la medida de 25 centímetros y se devuelven en cantidad.

Los primeros días en la pecera pensé que iba a morir, por el hematoma que se apreciaba a través de la transparencia de su cabeza, no se movía como los demás y tampoco se alimentaba. La sangre fue desapareciendo día tras día y lo reflejo en cada foto con su evolución. A los 7 días se recuperó por completo y comenzó a comer normalmente.

Si bien el anzuelo no debe haber tocado el cerebro del pez, por lo que pude chequear haciendo estas pruebas, creo que la devolución del pejerrey en varios casos es efectiva, rompiendo el mito de que son muy delicados, que por sólo tocarlos les quitamos la baba y capa que los recubre y usan como protección; de esa forma luego se enferman y mueren igualmente (aunque según estudios podría suceder).

Este ejemplar y otros dos más que traje a la pecera fueron tocados varias veces, soportaron el arrastre de la captura y la herida del anzuelo ademas del trasladado en una heladerita unos 130 kilómetros y el tiempo que estuvieron en la orilla del río dentro de la misma. Osea, soltemos los pequeños que tienen posibilidades de vivir, más aún si vuelven a su medio rápidamente en el mismo momento en que los capturamos.

Como ven, este pejerrey se recuperó perfectamente de la herida del anzuelo, y no le afectó en absoluto tocarlo!!
Gentileza de David Dau

Sobre el Autor

El Portal Que Trae Pique | Toda la info que el pescador necesita para armar su salida de pesca: Notas, Noticias, Relevamiento, El Pique de la Semana, Comercios, etc. Contacto: info@sentilapesca.com.ar.

Dejar un comentario