22/11/19 Gran jornada de pesca deportiva en San Nicolas

2

Salimos a las 5.15am rumbo a San Nicolás, el equipaje ya aguardaba en la camioneta desde la noche anterior…

El menor de la partida se pasó hasta las 4 am on-line con sus amigos, y aunque hubo protestas por la hora elegida para salir a las 5 estaba listo. En el viaje ni se lo sintió o más bien si… los ronquidos fue una clara firma de nuestro ADN que nos acompañaron esporádicamente durante el viaje. Así arrancaba otra oportunidad para que los tres Gómez disfrutáramos de una nueva salida de pesca.

A las 7.30 arribamos al club de pescadores. Ahí ya nos esperaba Gustavo Aliani, el guía que nos acompaña siempre que partimos de esos pagos. Lo encontramos preparando la nueva embarcación, que si bien viene trabajando en ella desde principio de año, sería la primera vez que nosotros la usaríamos. La nueva “nave” nos esperaba con un interior más amplio, un motor más potente y un diseño espartano que cumple ampliamente las necesidades para pasar una gran jornada.

La lluvia de la madrugada trajo un atisbo de frescura para las primeras horas de la mañana asi que decidimos arrancar buscando algún monstruo en el medio del río. La gran variada nicoleña nos puede sorprender con sus grandes paties, algún dorado y, aunque aún no están firmes, algún cachorro podría haber sido de la partida. Probamos con equipos de 25 a 35 lbs, reeles rotativos y líneas en tándem preparadas por el propio Gustavo encarnadas con anguila. Salvo algunos jugueteos esporádicos con la carnada y un pique errado, la suerte no estuvo de nuestro lado.

Llegando la media mañana decidimos pasar al objetivo principal de salida y partir en buscas de las tan combativas Taruchas. Tras unos 20 minutos de navegación llegamos al punto elegido por el guía. Se trataba de un arroyo muy bajo, con una pequeña boca que lo alimentaba y de escasa vegetación. En ese ámbito se desarrollaría prácticamente el resto de la jornada. Una vez armados los equipos, los tres empezamos a tirar muñecos para ambas costas. Para esta etapa de la pesca usamos equipos más livianos. Cañas de bait de no más de 20 lbs, entre 1.60 y 1.95m con reeles de bajo perfil cargados con multifilamento.

Luego de 3 o 4 tiros y de generar un poco de revoloteo en el agua, comenzamos a notar los clásicos manchones de barros. Claro indicador de que el sitio elegido era prometedor. Sin pasar más de 5 minutos empezamos a tener los primeros piques seguidos y las primeras capturas. Su servidor saco la primera, una de las más grandes del día hasta que casi terminando la jornada Santiago consiga desbancarme: pasaba los 2 kilos. Nos sorprendió atacando de superficie a un viejo VML Toro que aun tenia sin estrenar. La oportunidad era ideal para probar y tirarles con todo!

 

Durante la mañana la mayoría de los piques se dieron en superficie a pesar de que probamos con gran variedad de artificiales: lipless, ranas, cranquitos, paseantes, plop, gomas con offset + cucharas en tándem. En todos tuvimos actividad pero las capturas con el Hulk, Toro y Supra de VML – Animal Lures fueron superlativas. El sol estaba a pleno, a pesar del calor se hizo sentir el pique “del bagre”. Así que nos tomamos un breve descanso para disfrutar de una picada y relajarnos. Después de la pausa, continuamos jugando con los muñequitos.

Si bien siempre nos manteníamos en la misma zona, íbamos moviéndonos para probar por diferentes puntos. La emoción de ver los borbollones de barro al lanzar a un nuevo sector nos llenaba de adrenalina, y generaba esa ansiedad que los que comparten esta hermosa pasión entienden perfectamente. La dinámica era básica, pero efectiva. Tirábamos a un punto y cuando el pique mermaba, nos movíamos a otra zona pero siempre dentro del mismo ámbito. Asi se reactivaba.

Entrada la tarde empezamos a notar que la efectividad se volcaba más a las ranas anti-enganches acompañadas de una hélice o cuchara en tándem, las gomas con offset o señuelos de subsuperfice e incluso algún lipless. Los ataques en superficie comenzaron a mermar. Una rana Scrum Azul que acompaña a mi hermano desde hace varios años, se convirtió en la protagonista de esta parte de la salida. Se ganó un retiro con honores digno de un gran guerrero a costas de sus capturas.

También se lució mi vieja rana de goma naranja y negra de Hoplias Lures, que gracias a Pablo conseguí tener un par mas a pesar de que están discontinuadas hace unos años. En las últimas horas de la jornada comenzaron a tener más peso, a la hora de las capturas, los lipless: El Power Head y Rocktlin de Colony, el Dentudo de Flounder Baires, el Iron Head de Marine Sport y el Flap Jack fueron los protagonistas de las últimas horas de la tarde. Depende la zona había que trabajarlo con la punta de la caña alta para limitar la profundidad de acción o no, siempre buscando que rasquen el fondo.

Si bien las manqueadas superaban ampliamente las capturas, el pique fue firme durante toda la jornada. En varias oportunidades tuvimos una reacción de las capturas que, al menos para nosotros, era la primera vez que la observábamos. Luego de la clavada, en el parte de la pelea, la tarucha se clavaba en el barro. Nuestra primera impresión era pensar en algún enganche, pero Gustavo nos explicaba que en esa zona no había troncos que pudieran generarlo, que se debía a que las hoplias se clavaban literalmente en el barro. Con paciencia tratábamos de sacarlas sin forzar el equipo. Esa técnica le permitió a varias piezas lograr su propósito y socavar el nuestro.

Al revés de lo que uno pensaría, en el arranque de la jornada la mayoría de los piques estaban en superficie y a medida que avanzaba el día ganaba profundidad, hasta que al fin de la jornada las obteníamos rascando el fondo. El resultado fue una jornada entretenida con gran cantidad de piezas qu,e por lo general, rondaron el kilo, kilo y medio. Aunque algunos ejemplares superaron los 2kilos y la primerísima Vedette del día que supero cómodamente los 3 kilos de la mano de mi sobrino.En lo que fue la competencia familiar de cada salida, el podio a la cantidad de piezas esta vez fue para mi hermano Diego Gomez, quien consiguio mas de 35 piezas. Respecto a la pieza más grande, Santiago Gomez consiguio dicha medalla. Mi consuelo fue con haber obtenido la primera y última pieza de la jornada!

Gentileza de Javier Gomez

Sobre el Autor

Senti La Pesca

El Portal Que Trae Pique | Toda la info que el pescador necesita para armar su salida de pesca: Notas, Noticias, Relevamiento, El Pique de la Semana, Comercios, etc. Contacto: info@sentilapesca.com.ar.

2 comentarios

Dejar un comentario