24/06/19 Alegrías doradas en Santa Elena

0

Una nueva oportunidad de visitar Santa Elena gracias a Adrian Copula de “Los Felipes” se presentaba el fin de semana, y ni lerdo ni perezoso di el “ok” a tan buena invitación…

Salimos por la tarde con Adrian, Gustavo y Mariano rumbo a las barrancas doradas llegando cerca de las 23 hs. Nos dimos un gustito y comimos a costas del río en un restaurante. Sin mucho demorar nos fuimos a dormir para estar listos temprano el día siguiente. La ansiedad no los dejaba dormir, chistes y carcajadas nos tenían en velo hasta que no quedo otra que apagar la luz como a las gallinas para que nos durmiéramos !!

Al día siguiente salimos rumbo a la costa donde me esperaba una sorpresa: JUAN, gran guía de pesca de la zona y ademas artesano de señuelos, nos esperaba para acompañarnos en la salida. El río estaba alto pero había posibilidades de hacer una buena pesca. Varias lanchas ya estaban en el agua, había que darse prisa para no perder lugares. Luego de un buen rato sin noticias del dorado Mariano tiene su primer ataque con señuelo. Ya despertamos todos!!

 

Al rato el tiro certero y obtiene la primer captura del día. Al instante vuelve a tener otra. Nosotros seguíamos papa. El día se veía difícil, se ve que los queridos lingotes no estaban. Adrian manejaba el motor eléctrico y le dije: – “¿Por que no tiras con carnada mientras?“. Me dio la derecha y largo una morena al agua. A los pocos segundos tuvo unos tenues piques y de repente pego la primera clavada, a lo lejos el hermoso dorado no tardo en saltar, se veía que era grande. Todos gritamos de alegría, hermoso dorado de unos 6 kg aprox.

Luego de la devolución algunos cambiaron a carnada y otros seguimos con bait. Yo obtuve dos lindos doradillos con señuelos, así fuimos alternadamente sacando algunos y otros manqueandos. El día que se veía difícil le metimos el pecho y lo fuimos llevando. La tarde caía a su fin y nos dijimos “mañana sera otro día”, poniéndonos todas las fichas. Nos dirigimos a la cabaña donde nos esperaba un buen baño. Me hice cargo de la cocina, prepare un vacío y un lomo al horno acompañado con ensalada. Después de rechuparnos los dedos nos fuimos a descansar con mas cansancio que el día anterior.

 

Al día siguiente, después del desayuno, nos fuimos de nuevo pero esta vez estaba soleado y con buena temperatura, tanto afuera como en el agua, pero con una contra: VIENTO NORTE!! Eso nos perjudicaba bastante, tal es así que ya no se veían lanchas salir con cañas. Hablando con otros lugareños nos comentaron que el día anterior no había sido una buena jornada para nadie. Al escuchar eso y saber que no nos había ido mal a nosotros no bajamos los brazos y salimos igual con las mismas ganas.

Yo tuve la gracia de clavar el primer dorado y con señuelo, luego surgieron algunos ataques y volví a clavar otro mas. Eso ya nos daba mas fuerzas para seguir. Cerca del mediodía Juan clava un hermoso dorado, y a hora Adrian mete otro lindo ejemplar justo antes de parar a almorzar. Descansamos un poquito y salimos a quemar los últimos cartuchos no siendo tan buenos los resultados pero teniendo algunas otras capturas.

La tarde llegaba a su fin y debíamos volver a la realidad, a BS AS.. así que aprontamos los bártulos para regresar victoriosos y agradecidos de poder disfrutar de todo lo bello que tiene SANTA ELENA, trayendo en nuestras retinas ese color DORADO.

Gentileza de Omar Saravi

Dejar un comentario