fbpx

22/05/19 Sin duda…. una locura mas

0

¿Pronostico? Nublado con viento del sudeste fuerte, frío. El río subió 50cm de Viernes para Sábado peeero… allá fuimos. A las 5 salimos junto a Eze, Gonza, El Pela y quien escribe: Martin…

Siendo las 7.05am ya estábamos saludábamos a Pedro Prats y cargando el trucker. San Pedro tiene muchas opciones, son infinitas. La realidad era que íbamos a buscar unos cachorros muy lindos a unas bocas ya estudiadas pero el clima cambió todo. Probamos varias bocas sin suerte, solo algunos piques de habitantes de esos suelos pero no eran ni manchados ni atigrados. Al no encontrarlos, sabiendo que los días ahora son cortos, cambiamos la especie de común acuerdo.

Como no podía ser de otra manera pensamos que las dientonas darían show en superficie y no nos equivocamos! Explosivas, cerca y a lo lejos. Enojadas, fieles a su estilo. Las gomas quedaron rotas, desgarradas, inutilizadas. Quienes no la pasaron bien fueron las ranas, directamente no sirvieron mas. Cerca del mediodía el frío pedía calorías, los sanguchitos de mila fueron atacados cual tararira al señuelo. Los detonamos en segundos y seguimos pescando. Una jornada que mezclo chistes, anécdotas, pescas y sobre todo el mejor humor.

 

Los equipos que usamos fueron los clásicos de Bait y Spinning. En cuanto a señuelos, como comenté antes, se llevaron el acto las gomas y ranas antienganche. En algunos lugares de mas viento y profundos tomaron ventaja las gomas lastradas (en particular la EXA de Payo), pero cuando salían las primeras empezaban a atacar en superficie de nuevo… todo un show!. Ni que hablar de las famosas ranas antienganche de Payo Argentina patinando sobre la vegetación y la acción de ver volar plantas por todos lados en cada ataque.

Tiene las características de una rana en cuanto a su forma y volumen, pero mas lastrada en su parte posterior (lo cual va hace cabecear en cada movimiento), su material es super resistente y blando a la vez, permite errar muy poco. La aceitunita de la marca Payo me ayudo mucho a buscarlas mas allá de la vegetación. Una ranita que vuela lejos, de cuerpo muy pequeño y forma de aceituna hace un trabajo perfecto en superficie y stickeando hacia abajo de costado pasea apenitas por debajo de la superficie, tendiendo a salir hacia arriba en todo momento…. una cosa tremenda.

La Tararira sin dudas es una especie que cada día me convence mas de lo deportivas, agresivas y territoriales que son. Una especie que si la cuidamos alcanza tamaños realmente hermosos, con luchas y malabares dignos de su nombre. Señores, pesquen y suelten… los excesos son malos y no llevan a ningún lado.

Espero disfruten la nota, gentileza de Martin Docampo | Nota publicada en la Edición 70 de la Revista #Online #SentilaPesca #Mayo2019

Sobre el Autor

Martin Docampo

Un pequeño gran espacio para compartir mis experiencias con los apasionados por la pesca deportiva.

Dejar un comentario