fbpx

11/11/20 Solo con mí sombra

0

Hace rato estaba necesitando salir a hacer un Scouting, actividad de ir en busca de lugares de pesca desconocidos, parar con el auto e ir probando en distintos sitios…

Esta actividad tiene muchos condimentos ricos para el crecimiento como pescador, desde lo práctico hasta lo emocional. Si bien hace poco fui solo a laguna El Abuelo para darle en puntapié inicial a la temporada no es lo mismo pescar en un lugar que sabes que están a ir a uno que no tenés ni la menor idea. Te hace estar más concentrado, observar hasta el mínimo detalle, estar esperando el ataque en cada tiró y jamás desanimarse. Puede ser muy frustrante y agotador pero siempre lo tomo como un entrenamiento, a veces no pescar te hace mejor pescador y te da otra templanza.

Así salí, solo con mí sombra a recorrer la ruta. Esta pesca la vivo desde el día anterior con la preparación del equipo, no sabes que tipo de escenario vas a encontrar y no me gusta llevar muchas cosas encima (solo lo que entra en mí bolso Plano 3500 que es bastante chico pero comodísimo para caminar, vadear y llevarlo todo el día a cuestas). Esa selección se torna desafiante y hay que usar el más acertado de los criterios.

Era de noche cuando salí, para poder disfrutar del amanecer en la ruta. El primer lugar al que baje a intentar tenía muy poca agua, como la mayoría de los lugares. Laas lluvias escasean y los charcos se secan. Ese también iba a ser un desafío: encontrar lugares con agua. Hacia más de 7 meses que no salía de recorrida, una sensación extraña y ambigua, pero llena de emociones y sentimientos encontrados. Pero no los voy a aburrir con los sentimientos de este viejo pescador o de este pescador viejo que para el caso es lo mismo.

Cómo les decía baje en varios lugares con poca agua, en algunos ni siquiera hice el intento de pescar que en definitiva en los Scouting. Se podría decir que pescar pasa a segunda prioridad, la principal es encontrar lugares propicios para ello. Me baje infinidad de veces del auto, camine grandes distancias hacia a un lado y otro del arroyo para ver si se abrían o se formaban algunas lagunas, metiéndome al agua para chequear profundidades pero sin resultados.

 

Con el sol en lo más alto, ya quemada la mañana, se me presenta en la ruta una gran cantidad de agua a mí izquierda pero sin posibilidad de parar ya que no había banquina, el guardarraíl estaba muy pegado a la ruta. Seguí casi por 2 km hasta poder hacerme a un costado, pare, me baje del auto y lo pensé un instante. Estaba bastante cansado, la mañana había sido agitada y tanta inactividad de cuarentena hizo que perdiera el estado pero decidí intentar, agarre el equipo y me dirigí hacia el agua.

Lindo escenario: agua verdosa, ni clara ni oscura, ligeramente salobre, con buena temperatura y con juncales esparcidos. Todo muy prometedor, como es tantos otros lugares. El tiempo apremiaba, no me quedaba mucho de pesca ya que tenía que volver a casa antes del anochecer. Recurrí a algo versátil que fuera anti-enganche y me permitiera cubrir varias capas de agua (Distintas Profundidades). No es más que un Softbait en trailer con una cuchara giratoria, también permite cubrir distancia de lance y agrandar la zona de prueba, lo que se dice “Colar Agua”. Así empecé a cubrir sectores, intercalando la velocidad de recogida hasta poder dar con algún ataque.

Este método es optimo para lugares con mucho volumen de agua para acortar la tarea de cubrir sectores. Después de un buen rato de trabajar, llego el primer ataque de una pequeña que se debatió en una buena pelea. Me regalo unas acrobacias esplendidas. Después de devolverla, tiro el señuelo al agua para estirar el multi enredado en la puntera de la caña y ahí, prácticamente en mis pies, cae al agua y se da un terrible ataque. Lo difícil que es clavar en esa situación.

Hice el For Back, la clavada recta para atrás y por suerte se prendió, me tomo por sorpresa y me dejo tildado. La verdad no me esperaba eso, por suerte pude reaccionar a tiempo. Odio perder un ataque. Mire el reloj ,estaba complicado de tiempo para probar otros señuelos así que deje el bolso a un lado y segui con el mismo artificial. Vinieron otros ataques de ejemplares de mejor tamaño con peleas realmente explosivas. Esas de aletas negras siempre son de las mas aguerridas.

Saque un total de ocho Tarariras, siete muy buenas y lamentablemente me tuve que ir fue un Scouting mas que satisfactorio. En esta ocasión no voy a decir ni siquiera la localidad en donde fue esta pesca ya que quiero hacer una prueba.

Saludos y hasta la próxima Pesca
Gentileza de Walter Gastaldi

Sobre el Autor

Walter Gastaldi

Con la pesca metida en cada célula, prácticamente nací con una caña en la mano, mi Abuelo y mi Padre fueron empleados en la AAP y crecí ahí. Me gusta compartir y guardar todas las salidas de pesca deportiva , con datos de la actividad y resultados que le sean útiles a todos los aficionados !

Dejar un comentario