29/07/19 Esquina: un espectáculo Dorado

0

El Invierno tiene lo suyo pero Esquina tiene todo lo que el Pescador Deportivo sueña, es una estación del año ideal para la pesca de Dorados…

Todavía hay muchos que creen que solo es una especie estival y nada más lejos de la verdad. Esta bella localidad del Paraná medio está llena de vida pasando por un excelente momento de pesca, mucha presencia de Dorados. Tal fue así que hacia allá fuimos junto a Maxi en busca del Tigre de los Ríos. La necesaria asistencia profesional la daría el excelente guía Ezequiel Bidarte quien también nos hospedaríamos en la Posada del Cauce.

Llegamos a Esquina el Sábado a las 6 am, increíblemente ya nos esperaban con la habitación lista. En ese ínterin que dejamos los bolsos Ezequiel ya tenía la embarcación en el agua, una muy cómoda Gaycuru 630, bien equipada. La madrugada se presentaba fresca, pero considerando que estamos en pleno invierno era bastante agradable: unos 10° con viento noreste un poco molesto. Salimos despacio remontando el Río Corrientes acompañados del pálido resplandor de un amanecer tristemente cubierto de nubes, el sol no iba a asomar hasta pasado el mediodía.

 

Más allá de como estuviera el cielo o el clima, estábamos caña en mano y camino de buscar el mejor pez del mundo, felicidad plena. No navegamos demasiado cuando ya siento que el guía apaga el motor y baja el eléctrico. Señala una barranca de enfrente, me paro y veo en vivo lo que venía viendo en las redes: las mojarras volando en el aire por el frenesí alimenticio del Rey. Nos preparamos, esos segundos previos hasta llegar a ponernos a tiro de señuelo son electrizantes; Maxi tira primero.. cae el señuelo al agua y ataque. Que emoción!. Tiro Yo y galleta, lógicamente el señuelo no llego a destino. Me pongo a desenredar la galleta mientras a Maxi se le soltó otro, volvió a tirar y otro ataque.

Mientras lo peleaba vuelvo a tirar y otra vez galleta. Extrañamente estaba muy tranquilo, otro estaría a las p*%&·$%&, y eso que estaba sin dormir de haber manejado toda la noche. Tenia multi nuevo que infantilmente no estire ni acomode. Tanto Ezequiel cómo Maxi me decían que cambie de equipo ya que tenía otro armado, pero no, estaba encaprichado en resolver el problema. Maxi ya me llevaba como tres pescados de ventaja, uno de ellos de lindo porte que nos sacamos una foto juntos. Yo seguía sereno. Acomode muy tranquilamente el multi hasta que quedó bien y en la tercer pasada levante mí primer Dorado.

Si bien estaban en el frenesí alimenticio, estaban bastante ariscos. Después de la tercer pasada se dispersaron por completo y no atacaron más, había mucho pescado adentro en el Delta y a la salida de las lagunas pero no eran de buen tamaño. Quise ir al Parana, donde suelen estar los grandes, pero estaba difícil. Viento, muchas lanchas y lo peor: muchas pescando con carnada y ancladas en las mejores correderas. Así y todo sacamos un par, algunos fueron de mayor tamaño que los de adentro pero no llegaban porte que fui a buscar.

 

Recién era el mediodía y ya habíamos logrado muchas capturas por lo que decidimos parar en una isla a comer y a dormir un rato; realmente lo necesitaba. Retomamos como a las 15:30hs. Tocamos varios lugares que nos dio la posibilidad de algunas capturas mientras disfrutábamos de un atardecer esplendoroso, de esos que siempre te regala Esquina y de los cuales nunca te cansas. Nos fuimos a la Posada a disfrutar de sus instalaciones, un regio asado y de un merecido descanso para encarar con todo el Domingo.

Decidimos salir muy temprano para llegar al primer lugar de pesca prácticamente a oscuras y esperar, ahí, que aclare. Sabíamos de antemano que iba a ver muchas lanchas pescando el Domingo y con un viento medio de 30/40 km el Paraná iba a estar imposible. A las 7am ya estábamos navegando río abajo por el Corrientes totalmente a oscuras y con un viento terrible. Llegamos al lugar elegido por Ezequiel y todavía no aclaraba. Si bien había viento no hacía frío, el día anterior la temperatura rondo los 25° y para este día estaba previsto 30º. Un despropósito para estar en pleno invierno pero no hay nada para hacer contra lo que dicta la madre naturaleza, solo adecuarse. Con unos mates amargos de por medio esperamos ese amanecer que fue más deslumbrante que el atardecer vivido hacia unos horas.

 

Con las primeras luces empezamos el acercamiento al “Hot Point” con el motor eléctrico muy despacito. Al irnos acercando volvimos a ver el espectáculo de ayer: mojarras volando por el aire y nuestro más preciado tesoro desayunando en el “all inclusive”. Cuando estuvimos a tiro volaron los señuelos.. cayeron  y con dos vueltas de manija “Pummmm”, ataques descontrolados, cañazos, peleas y el primer doblete de la mañana. Fotos y al agua. Ezequiel da obviamente una vuelta bien abierta para volver a encarar el lugar y hacer otra pasada. Caen los señuelos y otro doblete. Pelea y la deriva nos hace pasar por una lancha que estaba anclada (pescando con carnada), justo al lado le levantamos los dos dorados frente a ellos. De reojo pude ver cómo se estaba desatando de las plantas y Ezequiel también, nos apuramos y volvimos al lugar. Tiramos y otro doblete.

Era sabido, nos vio y el muy infeliz se ancló arriba de donde estaba el pescado. Pasamos y le hicimos saber su error con unas (para nada) dulces palabras. Con la mina de oro usurpada nos fuimos a otro lugar. Quise ir a ver el Paraná pero realmente estaba imposible por el viento. Le hicimos unos tiros y levantamos un par pero estaba muy picado. Era el mediodía y la pesca estaba más que hecha. Teníamos un largo viaje de vuelta. Nos volvimos a la Posada y emprendimos el siempre duro regreso pero con una sonrisa de oreja a oreja.

Esquina está pasando un excelente momento, no lo dejen pasar. Muy recomendable la “Posada del Cauce” con su propia bajada de lanchas y una hermosa vista al río Corrientes. ¿Que decir de la guiada de Ezequiel Bidarte? Un lujo, siempre poniéndonos donde estaba el pescado y asistiendo en cada situación, me traje un nuevo amigo y una nueva playlist, linda música tiene abordo. Todo para disfrutar a pleno !!!!!

Gentileza de Walter Gasltaldi | Nota publicada en la Edicion Nº 73 de #SentilaPesca #Online de #Agosto2019

Sobre el Autor

Walter Gastaldi

Con la pesca metida en cada célula, prácticamente nací con una caña en la mano, mi Abuelo y mi Padre fueron empleados en la AAP y crecí ahí. Me gusta compartir y guardar todas las salidas de pesca deportiva , con datos de la actividad y resultados que le sean útiles a todos los aficionados !

Dejar un comentario