21/02/19 El Tino y una nueva aventura

0

Hace aproximadamente 8 años que nos conocemos con Matias Benitez “Bochi”, y hace la misma cantidad de tiempo que compartimos salidas de pesca…

Recuerdo en aquel tiempo que el hijo de Bochi, Martino, era un bebe. Un bebe que con el correr del tiempo creció y ocho años después empieza a acompañarnos. Aquellos que son padres sabrán comprender los que les voy a relatar: la primera incursión en busca de las tornasoles del Tino.

Como siempre, nuestras salidas a tierras uruguayas comienzan muy temprano. A las 6 de la mañana en punto paso a buscar a mis compañeros de pesca, “El Tino” esperaba sentado en la puerta junto con su padre, se notaba la ansiedad, la que todos tenemos momentos antes de empezar la jornada. Cargamos todo y salimos. El lugar elegido quedaba a dos horas por un camino pedregoso entre las cuchillas uruguayas. Es un arroyo perdido, casi en la nada misma.

En el viaje fuimos alimentando la ansiedad, charlas de viejas pescas fueron floreciendo. Bochi y Yo perdimos la cuenta de los viajes. Hay lugares que los autos llegan solos. Los conocemos por haber estudiado cada centímetro cuadrado, cada roca, cada planta… y este es uno de esos lugares, nunca nos defrauda. Nosotros lo llamamos “La Meca”.

Tino escuchaba, expectante. Una nueva aventura, como dice él, había comenzado. A las 8.30 nos bajamos del auto, ya podía sentirse el calor. Sabíamos que íbamos a tener un día duro, con calor y algo de viento. Estábamos a tan solo 800 metros del lugar de pesca, armamos los equipos y caminando a campo traviesa llegamos a “La Meca”. Es un lagunón que es parte de un arroyo, siempre cristalino, fondo de piedra y lugares de densa vegetación acuática. El arroyo se encontraba con su altura normal, aguas cristalinas. No se veía movimiento de tarariras pero había unos sábalos que parecían submarinos.

 

Era temprano todavía, empezamos a buscar en superficie tratando de despertarlas. El primero que metió pez fue el Tino, ja! Un Cabeza Amarga, que luchadores y agresivos son estos pequeños peces, y que destreza la de Martino, certero con la caña como si hubiera nacido sabiendo. Aprender a dar el cañazo exacto no es cosa fácil. Con todos los años de pesca que tenemos nosotros seguimos “manqueando”, seguimos errando piques. Pero el Tino tiene esa pasta innata. Cañazo y a cobrar. Foto y devolución.

La pesca no fue sencilla, el calor empezó a apretar y las bichas buscaron refugio debajo de la vegetación. Había que sacarlas y eso estuvo difícil. Pero no es más que una anécdota porque acá lo importante fue ver a Tino en acción, bajo el sol y con calor. Caminando entre piedras redondas, cardos y sarandíes. Eligiendo señuelos, y buscando claros donde meter la estocada y tentar a las azules. Hoy, donde la fascinación por las redes sociales, y la veneración a yuotubers son las actividades que los chicos más realizan, es gratificante ver que  la naturaleza les sigue siendo atractiva. Poder mostrarles que hay diversión más allá de la pantalla y que no es necesario que todo sea vertiginoso para que sea entretenido.

La pesca nos permite eso, aprender a contemplar nuestro mundo. A tener paciencia. A compartir, divertirse. Nos permite enseñar que, si bien nos dedicamos a molestar peces, tratamos de hacerlo con el menor daño posible. Y que es necesario devolver sano y salvo a cada uno de los peces capturados. El Tino nos sorprendío, muchas capturas y sin problemas. Nos divertimos juntos y Bochi tuvo la oportunidad de compartir algo único, compartir con su hijo una salida de pesca.

Ocho años han pasado, Tino crece y nosotros envejecemos. Y veo en los ojos de Bochi el orgullo de padre. Y siento que no todo está tan mal, debe haber muchos padres como Bochi y muchos hijos como Tino. Las nuevas generaciones de pescadores están ahí. Hay que incentivarlos a salir y buscar una nueva aventura. Nota: Tino ya tiene el carnet de Los Tábanos

Gentileza de Alejandro Milesi de Los Tábanos |  Nota publicada en la Edición 68 de la Revista #Online #SentilaPesca #Marzo2019

9 SENTI LA PESCA MARZO PRIMER PESCA LOS TABANOS

Sobre el Autor

Los Tabanos

trataremos de mostrar lo que hacemos en cada salida

Dejar un comentario