15/07/19 Dorados de precisión

0

En la previa al finde largo de Julio tuvimos un brusco descenso de la temperatura con fuertes heladas por la noche, lo que irremediablemente “planchó” la pesca..

Los cambios bruscos naturales suelen jugar en contra de los comportamientos habituales de los peces y, con esto, se ve afectado el pique. Después de superar unos días de sequía, con una temperatura ya más estable, la actividad de a poco se empieza a normalizar. Hoy en día la pesca está muy “técnica“, y el resultado depende de la precisión de los tiros.

 

Para decirlo de una manera coloquial “hay que caerle con el señuelo en la cabeza al dorado” para que lo ataque. Están tomando bien al golpe, ya sea en barrancas o palos, el éxito depende de la puntería. De todas maneras, día a día se ve un poco más de actividad y seguramente con el correr de los mismos todo volverá a la normalidad. Mucha actividad de peces forrajeros aseguran que la comida del dorado está, solo es cuestión que vuelva a comer con la voracidad a la que nos tiene acostumbrados.

Rosario te espera en estas vacaciones de invierno.
Gentileza del guia habilitado Lucas Santangelo

Sobre el Autor

Lucas Santangelo

Empresa rosarina dedicada a la realización de excursiones de pesca, safaris fotográficos y paseos turísticos por las islas. Más de once años de experiencia al servicio del pescador

Dejar un comentario